EL CONTENDOR POR LA FE

Dedicatoria:



A la Revista Evangélica homónima que se publicó entre los años 1924 al1993. A sus Directores y Redactores a quienes no conocí personalmente, pero de quienes tomé las banderas, para tratar de seguir con humildad el camino de servir a Dios trazado en la revista durante casi 70 años.



sábado, 21 de abril de 2012

¡CUIDADO CON BERNARDO STAMATEAS!


Por El Contendor

Está dicho en la Palabra de Dios, hablando de los falsos maestros y de los falsos profetas:

2Pe 2:1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.
2Pe 2:2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,
2Pe 2:3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.
2Pe 2:18 Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error.
2Pe 2:19 Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció.
Estos falsos maestros parecen todos hechos con el mismo molde, cortados con la misma tijera : Aquiles Azar, Bernardo Stamateas, Serafín Contreras, Carlos (Cash) Luna, Claudio Freidson, Guillermo Maldonado, César Castellanos, etc. etc. etc. etc..
Sería largo nombrarlos a todos y por demás ocioso, ya que todos tienen un discurso común, con ligeras variantes, en la actuación y en las proporciones de mezclar la verdad con la mentira, pero todos ellos persiguiendo el mismo fin: llenar sus respectivas iglesias predicándoles el “evangelio” de la prosperidad, de la autoestima, del cielo abierto que derrama bendiciones con sólo reclamarlas a viva voz, por aquellos que se sienten con méritos para hacerlo. Ellos tienen un dios que a nadie le reprocha sus pecados, un dios complaciente que más que un dios se parece a un Papá Noel con la bolsa llena de regalos (“bendiciones”). Todos le piden conforme a sus propias voluntades, (una casa, un automóvil  nuevo, un negocio próspero, una curación milagrosa, etc. etc.) y todos ellos , convencidos por estos falsos maestros charlatanes, están seguros de tener el mérito personal para exigirle a su dios, que satisfaga sus reclamos. Pero ¿alguien les enseñó a decir : Que se haga Tu voluntad y no la nuestra ?.
A continuación voy a transcribir un discurso (“predicación”) de este falso maestro, que hace una mixtura entre las cosas de Dios y las cosas del mundo, que dicho sea de paso, son como querer mezclar el agua y el aceite, pero que con una buena batida se obtiene una repugnante emulsión que les da a ingerir a sus seguidores como que proviene de Dios pero que en realidad está envenenada por el diablo.
Para que el lector saque sus propias conclusiones, le voy a proponer un curioso ejercicio:
en el extenso discurso de Stamateas ¿cuántas veces esta mencionada la palabra pecado y qué importancia se le da en el contexto ?
De esta transcripción vamos a separar el agua del aceite (la verdad de la mentira) para dejar al descubierto a este verdadero “camaleón” del evangelio que ha adaptado su rol de escritor mundano con la de predicador del “evangelio” de la visión positiva, la autoestima, y el mérito propio.

Comencemos:

Por Bernardo Stamateas:    Lucas 9:57-62  "Iban por el camino cuando alguien le dijo: te seguiré a dondequiera que vayas. Las zorras tienen madrigueras y las aves tienen nidos, le respondió Jesús, pero el Hijo del hombre no tiene dónde recostar la cabeza. A otro le dijo: Sígueme. Señor le contestó, primero déjame ir a enterrar a mi padre. Deja que los muertos entierren a sus propios muertos, pero tú ve y proclama el reino de Dios, le replicó Jesús. Otro afirmó: te seguiré, Señor; pero primero déjame despedirme de mi familia. Jesús le respondió: Nadie que mire atrás después de poner la mano en el arado es apto para el reino de Dios".-

Lucas 10:21 "En aquél momento Jesús, lleno de alegría por el Espíritu Santo, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque habiendo escondido estas cosas de los sabios e instruidos, se las has revelado a los que son como niños. Sí, Padre, porque esa fue tu buena voluntad"
.

Voy a recibir lo que Dios ha preparado que me va a llevar a mi próximo nivel. Hoy todas las excusas las voy a quemar, y al salir de acá, Dios me va a bendecir. Amén.

El Contendor te pregunta ¿cuál es tu próximo nivel Stamateas?
Sigue el discurso de Stamateas y ya va entrando en tema (obsérvese lo destacado en negrita):

¿A cuántos les gustan los secretos? ¿A cuántos les gustaría prosperar financieramente? ¿Por qué no prosperarnos más? ¿Por qué no prosperaste ya? esa es la excusa. ¿Por qué no somos más felices en nuestras casas? cada uno tiene su explicación, esa es la excusa, ¿por qué no somos más  felices o por qué no nos va mejor en un área?, todas las explicaciones que nos damos, de por qué no logramos lo que queríamos se llaman "excusas". Las excusas son explicaciones correctas, es correcto cuando yo digo, no puedo lograr esto, por alguna cosa, es correcta la explicación, cuando yo digo no puedo ir a trabajar porque me resfrié, es correcta la explicación, o sea las explicaciones son correctas, pero siempre las explicaciones matan nuestra fe. Porque lo que vos aceptás como una explicación y como una excusa, ya tu fe no puede funcionar en esa área, por ejemplo, si a mi me dice alguien, no puedo ir a la iglesia porque vivo lejos, ya la fe de esa persona no le funciona para vivir lejos

Seguramente la fe a la que se refiere Stamateas es la fe en si mismo y no la Fe en Dios porque:
Rom 12:3 Porque en virtud de la gracia que me ha sido dada, digo a cada uno de vosotros que no piense más alto de sí que lo que debe pensar, sino que piense con buen juicio, según la medida de fe que Dios ha distribuido a cada uno.
Veamos que se nos dice acerca de la fe en Luc 17:5
 Luc 17:5  Y los apóstoles dijeron al Señor: ¡Auméntanos la fe!
 
La petición de los discípulos fue genuina; querían la fe necesaria para tal perdón radical, (perdonar al prójimo tantas veces como se lo pidieran). Pero Jesús no se refirió de forma directa a su inquietud, porque la cantidad de fe no es tan importante como su propósito y autenticidad. ¿Qué es la fe? Es una dependencia total en Dios y una disposición para hacer su voluntad. No es algo que nos ponemos para mostrar a otros. Es obediencia total y humilde a la voluntad de Dios, disposición para hacer lo que nos mande. La cantidad de fe no es lo más importante, sino la clase de fe en nuestro Dios todopoderoso.
¡¡Qué diferente es esta Fe, de la fe que nos presenta Stamateas en su discurso!! Sigamos leyendo.

Dice Stamateas:
Es decir, que lo que vos aceptás como excusa, que hace frío, calor, que no me ayudan, que no me sale, que mi abuelo etc. si  terminás aceptando esa explicación, correcta, válida, que es una excusa, porque es una explicación, si yo la termino aceptando, mi fe ya no funciona en esa área, mi fe no puede modificar la realidad.
La gente que ha avanzado en la fe ha matado sus excusas. Robert Yuler en California buscó un arquitecto, porque Dios le mostró que tenía que hacer una catedral de cristal, y llamó a un arquitecto y le dijo que no se puede hacer, por esto, otro le dijo no se puede hacer por lo otro, no se puede, no se puede, no se puede, pero vino un arquitecto que le dijo: déjenme que yo lo voy a lograr y ese hombre construyó una catedral de cristal, que hoy todos los arquitectos del mundo van a mirar. Porque hubo alguien que no aceptó la limitación, hubo alguien que se rebeló a la explicación correcta y a la explicación válida, alguien. ¿Cuántos se acuerdan cómo era el puerto años atrás? estaba feo y ahora Puerto Madero es hermoso. Hubo alguien que agarró ese chiquero de lo que era y lo transformó, hubo alguien que no aceptó las excusas, hubo alguien que dijo, sí, esta explicación es correcta que no puedo, que tengo hijos, que no tengo plata, que no me ayudan, pero yo no lo voy a aceptar, me voy a rebelar a eso, y cuando vos matás las excusas, empieza a fluir la bendición de Dios.

En estos ejemplos de la catedral de cristal y la transformación de Puerto Madero ¿dónde interviene la Fe en Dios?. El hecho de concretarse estas obras, ¿las podemos considerar como el “fluir de las bendiciones de Dios?”
No olvidemos que cuando ponemos en juego nuestra Fe en Dios para solicitarle o pedirle algo, lo que pidamos debe estar conforme a la voluntad de Él.
Muchos utilizan Mateo 17:20 para argumentar que con la mucha fe seríamos capaz de mover un monte de un lugar a otro. Esto es una exageración literaria para indicar que si uno tiene aún una chispa de fe puede mover cosas grandes, o resolver grandes dificultades. Nada os será imposible (v. 20) debe interpretarse en el contexto de las promesas de Jesús y las condiciones correspondientes. No es una carta blanca. Nada sería imposible siempre y cuando sea de acuerdo con la voluntad de Dios, pedido en el nombre de Jesús, para la gloria de Dios, y que la solicitud provenga de un corazón limpio.

A continuación podemos apreciar cómo una enseñanza de Jesús es “acomodada” por Stamateas y agregando palabras y frases de su propia “industria”, es usada para apoyar el slogan de este párrafo de su prédica: “matar “ o “quemar” las excusas.
 Pero veamos primeramente la sencillez de lo que nos dice el Evangelio de Lucas:

Luc 9:57  Yendo ellos,  uno le dijo en el camino: Señor,  te seguiré adondequiera que vayas.
Luc 9:58  Y le dijo Jesús: Las zorras tienen guaridas,  y las aves de los cielos nidos;  más el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza.
Luc 9:59  Y dijo a otro: Sígueme.  él le dijo: Señor,  déjame que primero vaya y entierre a mi padre.
Luc 9:60  Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos;  y tú ve,  y anuncia el reino de Dios.
Luc 9:61  Entonces también dijo otro: Te seguiré,  Señor;  pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa.
Luc 9:62  Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás,  es apto para el reino de Dios.
Veamos como comenta estos versículos Matthew Henry:
Aquí hay uno que se presenta para seguir a Cristo, pero parece haberse apresurado y precipitado sin calcular el costo. Si queremos seguir a Cristo, debemos dejar de lado los pensamientos de grandes cosas del mundo. No tratemos de hacer profesión de cristianismo cuando andamos en busca de ventajas mundanales.
Tenemos otro que parece resuelto a seguir a Cristo, pero pide una corta postergación. Cristo le dio primero a este hombre el llamamiento; le dijo: Sígueme. La Palabra de Dios nos enseña a ser benignos y misericordiosos, a mostrar piedad en casa y respetar a nuestros padres, pero no debemos convertirlos en disculpa para descuidar nuestros deberes con Dios.
Aquí hay otro dispuesto a seguir a Cristo, pero pide tiempo para hablar con sus amigos al respecto, poner orden en sus asuntos domésticos, y dar órdenes al respecto. Parecía tener más preocupaciones del mundo en su corazón de lo que debiera, y estaba dispuesto a acceder a la tentación que lo alejaría de su propósito de seguir a Cristo. Nadie puede hacer algo en debida forma si está atendiendo a otras cosas. Los que entran en la obra de Dios deben estar dispuestos a seguir o de nada servirán. Mirar atrás conduce a retractarse, y echarse atrás es la perdición. Sólo el que persevera hasta el fin será salvo.
A continuación voy a transcribir el comentario de estos mismos versículos según Bernardo Stamateas. Dejo a criterio del lector la comparación de lo poco que se puede decir con las muchas palabras infladas escritas por un hombre y en cambio lo mucho que expresan las pocas y sencillas palabras pronunciadas por el Señor. Además tengamos bien en cuenta que lo que se dice en
Apo 22:18  Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas,  Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro.
Apo 22:19  Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía,  Dios quitará su parte del libro de la vida,  y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.
Y también en el A.T. tenemos una advertencia similar dirigida a los que pretenden manipular la Palabra de Dios:
Deu 4:2  No añadiréis a la palabra que yo os mando,  ni disminuiréis de ella,  para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordene.
Estas advertencias y ordenanzas, se aplican a todas las Sagradas Escrituras. Nadie puede agregar ni quitar a lo que ya está escrito, ni nadie puede entremezclar sus propias palabras con las palabras de Dios, para elaborar un discurso, una explicación o una aclaración de lo que ha sido escrito por los escritores divinamente inspirados, porque este método da lugar a confusión cuando el lector no puede distinguir entre la genuina Palabra de Dios y la vil palabra del hombre.
Y este entremezclado es empleado por Stamateas en forma blasfema e irrespetuosa, poniendo en boca de Jesús palabras que Él no dijo, por más que la intención de explicar el texto sagrado haya sido buena, esta forma de hacerlo solo lleva a confundir al lector. Por este motivo, si hemos de comentar o explicar un texto bíblico, lo correcto es transcribir el texto tal como lo tomamos de su fuente (la Biblia) y luego en párrafo aparte y como opinión personal, (debidamente identificado su autor) escribir el comentario o la explicación del texto bíblico en cuestión.
Queda para el lector “pasar por el tamiz” el siguiente párrafo de Stamateas y comprobar cuánto del texto bíblico queda y cuánto del agregado por Stamateas debemos desechar.
Dice Stamateas comentando Lucas 9:57-62:

Tenemos a tres hombres, uno se le acerca y le dice: Señor te seguiré donde quieras que vayas y Jesús lo mira, le dice, las aves tienen nidos, las zorras madrigueras, yo no tengo donde recostar mi cabeza.  Este hombre le dijo, Señor yo te voy a seguir adonde quieras que vayas y Jesús le dijo mirá vos no me vas a seguir a cualquier lugar, vos me vas a seguir mientras te sientas cómodo, porque yo te digo algo, las zorras tienen un lugar, las aves tienen un lugar, pero yo no tengo comodidad, yo te ofrezco lágrimas, yo te ofrezco comprensión, yo te ofrezco lucha, no te ofrezco ningún lugar fijo, y vos no me vas a seguir, porque este hombre, la excusa que tenía, yo te voy a seguir mientras me sea cómodo, mientras yo pueda, mientras lo disfrute y Jesús le está diciendo, no, vos me vas a seguir hasta ahí, no me servís, me tenés que seguir cuando vengan los momentos malos, cuando vengan las presiones, cuando vengan las lágrimas. Y cuando Jesús le dijo eso el hombre se quedó callado, no dijo: tenés razón Señor, yo te sigo mientras me va todo bien, ¿cuántos conocemos gente que nos quiere mientras va todo bien? y después pasa algo, no, te siguen hasta el sí. Ahora este hombre podría haber dicho, tenés razón a mí me gusta la comodidad, pero yo voy a matar esa excusa y te voy a seguir adonde sea, pero no se lo dijo. Apareció, lo mira Jesús, al de al lado le dice: Sígueme y el otro le dice: Señor, por favor déjame primero enterrar a mi padre, o sea el papá no se había muerto, porque le estaba diciendo Señor esperame porque cuando mañana mi papá se muera y yo  lo entierre entonces te puedo seguir.
El segundo le había puesto un límite, mi mañana no me lo permite, representa las excusas, cuando me reciba, cuando esté sano, cuando me vaya bien, cuando aprenda, cuando me reciba, cuando me llamen, cuando me pidan perdón, cuando me den, cuando, cuando, y Jesús le dice, vos tenés que dejar tu mañana, tus excusas de mañana y dejar que los muertos entierren a los muertos, y este hombre no le dijo, tenés razón, yo voy a cancelar las excusas y se perdió y apareció  un tercero, el más espiritual y le dijo: Señor te seguiré adonde vayas, yo no soy como el primero que iba hasta ahí, ni como el otro que le preocupa el mañana, pero primero déjame despedirme de mi familia y Jesús lo mira y le dice: el primero puso excusas del presente, el segundo puso excusas del mañana, y vos me pones excusas del pasado, ninguno que quiere seguir hacia delante, puede andar mirando hacia atrás, tu problema es que vos estás mirando hacia atrás, este hombre tenía excusas del pasado, yo no sirvo pastor, porque fui muy lastimada, porque a mí me hirieron en la vida, mi dolor de mi pasado y yo me quiero tomar un tiempo, porque no me animo, porque ponés excusas del pasado, porque son válidas, pero si las aceptas tu fe no va a funcionar y acá viene lo que me impactó.
El capitulo 10 dice: "después de esto" de estos tres que pusieron excusas "el Señor escogió a otros setenta y dos". Jesús tenia setenta y dos bendiciones para estos tres y como estos tres justificadamente, con razón, Jesús dijo, ustedes me pusieron excusas, entonces yo me voy a elegir a otros setenta y dos y les voy a dar las bendiciones que tenia para ustedes, porque el Señor lo va a hacer con nosotros o sin nosotros y sería bueno que lo haga con nosotros.

Te voy a dar un ejemplo personal, tengo una hoja que me hizo enojar mucho y llegó a mis manos en inglés, hace cuatro meses atrás, venía de otro lugar y me bajó algo del cielo, una revelación que era: “cada día algo por alguien” y me bajó eso y le comento a Alejandra, qué lindo lema, tenemos que meterlo a nivel nacional, algo cada día por alguien y lo vamos a poner en los diarios y en la tele, para que la gente lo escuche, cada día algo por alguien y todo el mundo empiece a bendecir. Eso hace como  tres meses y ahora tenemos los pastores por Nueva York y pasaron por una iglesia y la iglesia tiene un lema, americana es la iglesia y el lema es: algo por cada uno cada día. Me sacaron lo que me bajó y el Señor me dijo: te lo dí hace tres meses, no lo hiciste, se lo dí a  los americanos y más vale que lo hagas rápido. Justo estaba leyendo este pasaje, que si Dios no lo hace con nosotros lo va a hacer con otro.

Cuando a estos setenta y dos le dice Jesús quiero que vayan de a dos por los barrios y tenían que meterse en las casas a comer, tenían que decir paz a esta casa, bendición y si hay un demonio lo sacan o un  enfermo lo sanan. Los setenta y dos salieron y fueron a los barrios, encima barrios a los que Jesús nunca había ido, terreno difícil, y llegan de a dos, dicen: paz a esta casa y la familias se sanaban, las familias se restauraban, y los setentas y dos están contentos y cuando vuelven saltando de alegría le dicen: maestro no sabes, los demonios se nos sujetaban, los enfermos se sanaban, la gente recibía bendición y dice literalmente, que Jesús empezó a girar de la alegría [¿¿¿¿¿??????] y dice yo vi a Satanás caer como un rayo, se puso a orar dijo: Gracias Padre, porque estas cosas secretas no se las revelaste a los sabios sino a los niños. Y me pegó, es palabra secreta, cosas secretas, y me puse a investigar sobre los secretos y descubrí que hay tres tipos de secretos, el secreto que avergüenza, todos nosotros tenemos algún secreto, de algún dolor, pecado, algo feo que hicimos, que nos paso, un abuso, un familiar que se suicidó, son esos secretos que los guardamos y nos enfermamos y se los tenemos que dar al Señor. Te voy a hablar de los otros dos que son lindos, porque hay dos secretos lindos, el secreto privado por ejemplo: son esas cosas privadas que vive uno, que son de uno, no las trata de esconder, son privadas y las pueden saber cierta gente del círculo privado. Por ejemplo, como se llaman las parejas en privado, solo ellos lo saben, porque es privado. Es decir, que hay debilidades,  que tienen que ver con los secretos privados, vos no andas diciéndole a la gente cuanto ganás financieramente, eso es privado o algo lindo que te pasó o un lenguaje afectivo, son cosas privadas.

Están los otros secretos, que son los secretos lindos, que es por ejemplo, cuando alguien compra un regalo y vos tenés el regalo y le vas a dar el secreto a alguien, decís, se lo digo o no, faltan dos días, pero vos ya no lo aguantás, le decís, te compré algo, o una fiesta de aniversario. Dios nos va a dar dos secretos.

Los secretos, dice la Biblia que Dios no va a hacer nada sin revelarle sus secretos a sus siervos, Dios tiene un lenguaje privado con vos, Dios tiene una experiencia privada con vos, que nadie más se va a enterar, porque es algo intimo que  vas a vivir con el Señor. Y hay secretos muy lindos que Él está preparando, un festejo, un premio y que pronto el Señor lo va a soltar y todo el mundo se va a enterar de ese secreto, porque dice la Biblia que Él no va a hacer nada sin darnos sus secretos a nosotros, sus hijos.

El Contendor replica a este párrafo: Todo lo que Dios quiso revelar al hombre, está en la Biblia
Mar 4:22  Porque nada hay oculto, si no es para que sea manifestado; ni nada ha estado en secreto, sino para que salga a la luz .
Judas 3, dice que la fe cristiana “…ha sido una vez dada a los santos.” Puesto que nuestra fe es definida por la Escritura, Judas está diciendo esencialmente que la Escritura fue una vez dada para el beneficio de todos los cristianos. ¿No es maravilloso saber que no hay manuscritos escondidos o perdidos aún por encontrarse? ¿que no hay libros secretos, solo familiares para una pequeño grupo, y que no hay personas vivas que tengan una revelación especial para requerirnos hacer un viaje al Himalaya para ser iluminados? Podemos estar confiados en que Dios no nos ha dejado sin un testimonio. El mismo poder sobrenatural que Dios usó para producir Su palabra, también ha sido usado para preservarla.
Falsos maestros: El contendor les dice ¡¡BASTA DE CHARLATANERÍA!!.
Si cada uno de ustedes va a presentar su propio “librito” con los “secretos” que dios (con minúscula porque es el dios de ustedes) les ha revelado particularmente, no queda otra cosa que tirar la Biblia a un costado y que cada uno haga su propia biblia para poder expresarse con palabras de hombre para que sus seguidores se sientan conformes y a gusto entrando, por la puerta ancha (al infierno).
Sigue Stamateas:


Salmo 25:14 "El Señor brinda su amistad a quienes le honran". Me gusta ese pasaje pero descubrí algo interesante, que en hebreo la palabra amistad es "secreto", así que a Dios le gusta, tiene secretos, Él hablaba en parábolas para que no entienda nadie y entiendan los apóstoles,…….

No, estimado Stamateas: Jesús hablaba en parábolas no para que no entendiera NADIE ni tampoco para que entendieran solamente los apóstoles (¿has querido decir esto, verdad?).
Veamos el comentario bíblico que nos explica respecto de las parábolas:
Jesús utilizó muchas ilustraciones o parábolas al hablar a las multitudes. En sus parábolas comparaba algo conocido con algo que no lo era. La parábola motivaba al oyente a descubrir la verdad, y al mismo tiempo ocultaba la verdad de los que eran demasiado ociosos o tercos para verla. Debemos tener cuidado de forzar el sentido de las parábolas haciéndolas decir lo que no dicen. Todas las parábolas tienen un significado a menos que Jesús lo haya especificado de otra manera.
Cuando Jesús hablaba, generalmente tenía una multitud de personas como auditorio, no solamente se dirigía a los apóstoles.
Cuando Jesús hablaba en parábolas, no estaba ocultando la verdad de los buscadores sinceros. Los que eran receptivos a la verdad espiritual comprendían las ilustraciones. Para los demás no eran sino historias sin sentido. Esto permitió que Jesús diera alimento espiritual a los que tenían hambre, a la vez que impidió a sus enemigos hacerle caer en trampas antes de tiempo.

Aquí vemos como Stamateas sigue insistiendo en su falsa enseñanza” secretista” ya hemos explicado que hablar en parábolas no es emplear ningún lenguaje secreto,  como sería emplear un idioma extraño. Todo lo que dice Stamateas tiene la finalidad de llevar al lector al terreno en el que él quiere implantar su tema principal “los secretos de dios”. Sí, dios con minúscula porque es el dios inventado por Stamateas, un dios que tiene secretosprivados” secretos muy lindos, un festejo, un premio.

…….porque era un lenguaje secreto y Él tiene secretos para los que le honramos a Él, algunos son secretos privados que los vamos a disfrutar nosotros y otros son secretos lindos que Él los va a preparar y los va a sacar a luz y se va a enterar todo el santo mundo de esa cosa tan buena.

El Contendor te dice: Stamateas, ¿por qué quieres forzar la Palabra de Dios para hacerle decir lo que a tí te conviene? Dónde se habla en la Biblia que existen “secretos privados y secretos lindos”
vuelvo a citarte: Mar 4:22  Porque nada hay oculto, si no es para que sea manifestado; ni nada ha estado en secreto, sino para que salga a la luz .
Y todo lo que Dios quiso revelarnos, YA HA SALIDO A LUZ, y los verdaderos creyentes en Cristo, los que hemos nacido de nuevo, no necesitamos que ningún charlatán venga a contarnos que Nuestro Dios tiene secretitos privados y lindos para revelarnos. El canon de las sagradas escrituras se cerró con el libro de Apocalipsis, y aquél que diga que Dios le reveló cosas nuevas, está agregando a las Escrituras algo de “su propia cosecha” y por lo tanto es ANATEMA.
Sigue diciendo Stamateas:

Te voy a  nombrar algunos de los secretitos que el Señor te va a dar en los próximos días.
El primer secreto: una gloria extraordinaria. La gloria es el peso de Dios. Dios va a darte el peso de su presencia que nunca jamás experimentaste y cuando cae la gloria, no es como comer un rico helado no, no, la gloria es la experiencia más maravillosa que podemos vivir,
(**) y un día Jesús le dice a Pedro, a Jacobo y a Juan acompáñenme a la montaña, y ellos dijeron ¿y qué vamos a hacer?  Vamos a subir a la cima. Bueno, está bien, escalemos a la montaña, y cuando llegan a la cima dice que los vestidos del Señor se resplandecieron, una luz, una  gloria cayó y esos tres vieron eso, y dijeron ¡guau! porque esa era la gloria que estaba escondida y Dios se la dio a ellos y ellos dijeron quedémonos acá, no, no, no, quedémonos a vivir acá, no les dijo, tengo algo mejor, ustedes se van a agarrar esta gloria y vamos a bajar de esta montaña y esta gloria los va a acompañar cada día. Y yo sé que hoy Dios tiene una gloria escondida y secreta para cada uno de nosotros.

En este párrafo encontramos nuevamente la técnica, muy empleada por Stamateas, de mezclar sus viles palabras con las palabras divinas de Jesús y para colmo, con el atrevimiento blasfemo de incluir frases absolutamente ajenas al evangelio. Además del diálogo adulterado que se destaca con el subrayado, vamos a descubrir la aviesa intención de alterar una enseñanza fundamental del Evangelio:
Efe 1:13  En El también vosotros, después de escuchar el mensaje de la verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído, fuisteis sellados en El con el Espíritu Santo de la promesa,
Efe 1:14  que nos es dado como garantía de nuestra herencia, con miras a la redención de la posesión adquirida de Dios, para alabanza de su gloria.
 Este es el momento: Efesios 1:13, cuando recibimos al Espíritu Santo, allí se nos manifiesta la gloria de Dios, porque en ese momento recibimos nuestra herencia en Cristo que es la salvación por gracia, por medio de la Fe en Él. Esa es la experiencia más maravillosa que se pueda vivir, y no es sentir ningún peso que jamás experimentaste, por el contrario, es sentir que en ese momento en que recibimos el E. S. nuestra alma se siente liberada de un peso extraordinario, agobiante, el peso de años de pecado acumulados como el lastre en un globo aerostático, que se arrojan fuera de él para que pueda elevarse hacia los cielos. Es sentir que por fin se cortan las cadenas con que Satanás nos había atado a este mundo que él gobierna y nos sentimos libres porque: como leemos en Filipenses 1:6 …….   “estando persuadido de esto,  que el que comenzó en vosotros la buena obra,  la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.”
Esto significa que el Dios que comenzó la buena obra en nosotros la continuará a través de nuestra vida y la terminará cuando le veamos cara a cara. La obra de Dios por nosotros comenzó cuando Cristo murió en la cruz en nuestro lugar. Su obra en nosotros comenzó cuando creímos en El. Ahora el Espíritu Santo vive en nosotros, capacitándonos para que cada día seamos más semejantes a Cristo. Pablo describe el proceso de crecimiento y madurez del cristiano que comienza al aceptar a Cristo y seguirá hasta que Cristo vuelva.
Fuera de este momento, no hay tal “caída de la gloria” como promete Stamateas.
El Contendor transcribe la interpretación de este pasaje del evangelio de Lucas según los comentarios de la Biblia del Diario Vivir (1), y también los Comentarios Bíblicos Siglo XXI (2):
“”Lucas 9:29-36 Jesús llevó a Pedro, Jacobo y Juan a la cumbre del monte para mostrarles quién era en realidad, no solo un gran profeta, sino el mismo Hijo de Dios. Moisés representa la Ley y Elías representa a los profetas. Ambos aparecieron con Jesús y la voz de Dios distinguió al Señor como el tan esperado Mesías con autoridad divina. Jesús cumpliría ambos, la Ley y los Profetas.
9:28–36 Transfiguración de Jesús (ver Mat. 17:1–8; Mar. 9:2–8). Sólo Luc. registra que Jesús estaba orando y, por lo tanto, estaba en contacto con el mundo celestial. Quizá la historia tiene el propósito de mostrar cómo los ojos de los discípulos fueron abiertos para que vieran lo que ocurría cuando Jesús estaba en comunión con su Padre, (compare 2 Rey. 6:17). Su apariencia cambió y sus vestiduras resplandecieron con una luz celestial, y junto a él aparecieron dos hombres, que habían muerto hacía tiempo. Moisés y Elías, que representaban la ley y los profetas, tuvieron ambos una partida poco común de este mundo y se esperaba que ambos reaparecieran al fin de los tiempos. Hablaban con Jesús sobre su partida o sea su muerte y resurrección, y de esa forma confirmaban lo que Jesús había profetizado en el v. 22. Pedro sintió que debían hacer tres enramadas para Jesús y los visitantes, para honrarlos o para proveer algún lugar donde pudieran quedarse. Pero el narrador insiste en que Pedro no había entendido cuál era la situación. El verdadero significado debía encontrarse en la nube (un símbolo de la presencia de Dios) y en la voz celestial que repitió lo que había sido dicho en el bautismo de Jesús (3:22), pero esta vez dirigiéndose a los discípulos. Aquel Jesús a quien Pedro había confesado como Mesías era realmente el Hijo de Dios, no a pesar de sus inminentes sufrimientos sino a causa de ellos. Por lo tanto, los discípulos debían obedecerle, y sólo a Él. Lucas omite la conversación que los discípulos tuvieron al bajar de la montaña.””

¿En qué lugar de estos versículos y comentarios transcriptos se habla de la “caída de la gloria”. Observe el lector el párrafo subrayado más arriba marcado con (**), en el escrito de Stamateas, léalo cuidadosamente y compárelo con la narración que se hace en el evangelio de Lucas: seguramente no pasará inadvertida la escena teatralizada por Stamateas y cargada de palabras agregadas con el fin de apoyar sus argumentos sobre la “caída de la gloria”, el “peso de la gloria” etc.

Sigue el discurso de Stamateas:

Va un general leproso al profeta, le dice:  Naamán estoy leproso, le responde metete siete veces en el río, se mete en el rio sucio y quedó sano, vio la gloria, que vos vengas acá y Dios te saque el cáncer, te saque el problema del corazón, te saque los bultos, los temores, los virus y vos ¡guau!,

Seguramente que este falso maestro, habrá usado este argumento para convocar a sus seguidores a sus reuniones y prédicas para que allí experimenten la “caída de la gloria” sobre ellos y las curaciones “milagrosas”, la solución de problemas familiares, de trabajo, de negocios, etc.
Esta exhortación del discurso de Stamateas está destinada a captar concurrencia para que asista a su “circo de la fe” (sí, como la película protagonizada por Steve Martin y Debra Winger; recomiendo verla).
Ironizando un poco pregunto: ¿cómo debemos interpretar el ¡guau! ? ¿cómo el ladrido de un simple perrito o como el aullido del lobo en medio de las ovejas?

Pero los nacidos de nuevo mediante la Fe en Jesucristo, nos conformamos y nos gozamos grandemente con haber recibido el Espíritu Santo que es la garantía de nuestra salvación y es Él que nos guía y nos impulsa a predicar el Evangelio, el verdadero, tal como salió de la pluma de los escritores inspirados por Dios, por eso se nos exhorta a contender ardientemente por la fe que de una vez para siempre fue entregada a los santos. Esa es la Fe que vale, y fue dada una vez. Nadie puede atreverse a decir que Dios le ha revelado nuevos “secretitos” porque lo que Dios dejó escrito es para siempre.

En este párrafo de Stamateas que sigue a continuación, sugiero al lector que lea la llamada “Enseñanza”, que yo destaqué en cursiva negrita, y la compare con el comentario bíblico que le acompaño.

……porque el leproso no esperaba meterse en el rio sucio siete veces y quedar sano, Dios había escondido un milagro, pero lo más lindo de esto es que después de ese milagro Naamán se agarró dos bolsas de tierra, porque él vivía en otro lugar y dijo: esta tierra representa los milagros que yo voy a experimentar, y me voy a llevar la tierra, y cuando llegue a mi tierra, que es de paganismo yo voy a echar esta tierra donde recibí esta gloria y mi tierra va a ser sanada. Enseñanza: Dios te va a dar que vivas cosas  con Él, que nunca jamás viviste, y es tan glorioso que no te vas a quedar arriba de la montaña o festejando solo en la montaña, sino que Dios te va a dar la habilidad para que agarres esa gloria y vayas y la eches en tu casa, en tu trabajo y la eches en la Argentina, como está haciendo este ministerio. Amén.

Comentario bíblico: 2 Reyes 5:9-15 Naamán, un gran héroe, estaba acostumbrado a recibir respeto y se sintió agraviado cuando Eliseo lo trató como a una persona común. Como hombre de orgullo, esperaba un trato preferencial. El bañarse en un gran río era una cosa, pero el Jordán era pequeño y sucio. Lavarse en el Jordán, pensó Naamán, era indigno de un hombre de su jerarquía. Pero tuvo que humillarse y obedecer los mandatos de Eliseo para poder sanarse.
La obediencia a Dios comienza con la humildad. Debemos creer que su camino es mejor que el nuestro. Quizá no entendamos su manera de trabajar, pero al obedecerlo humildemente, recibiremos sus bendiciones. Debemos recordar que (1): Los caminos de Dios son mejores; (2) Dios quiere más nuestra obediencia que cualquier otra cosa; y (3) Dios puede utilizar cualquier cosa para alcanzar sus propósitos. Naamán se fue enfurecido debido a que la cura de su enfermedad parecía demasiado simple; él era un héroe y esperaba una cura heroica. Lleno de soberbia y de egocentrismo no pudo aceptar la simple cura por la fe. En algunas ocasiones la gente reacciona de la misma manera al ofrecimiento de perdón de parte de Dios. Sólo creer en Jesucristo de alguna manera no parece ser lo suficientemente significativo para alcanzar la vida eterna. Seguir el consejo de Dios no parece heroico. Lo que Naamán tuvo que hacer para limpiarse de su lepra es similar a lo que tenemos que hacer para que nuestro pecado sea limpiado: aceptar con humildad la misericordia de Dios. No permita que su reacción ante el camino de la fe le evite curarse de lo que más necesite.

A continuación, el discurso de Stamateas toma un aspecto casi disparatado: promesas de hombre, prácticamente asume el rol de un AUGUR (véase el significado) que predice toda clase de “bendiciones” secretas, ayudas secretas que pagarán tus deudas, no importa que seas cristiano o no (palabras textuales de Stamateas), revelaciones secretas, lugares secretos, armas nuevas que te serán dadas en secreto, oraciones nuevas, danzas nuevas, secretos de las armas, de los dones, de la unción, que nunca jamás hemos usado etc etc etc..
Como no está entre los objetivos de este sitio de internet el hacer proselitismo a favor de este falso maestro del evangelio, Stamateas, resumiré en adelante sólo algunos párrafos donde se hace evidente la falsa enseñanza y que están entremezcladas hábilmente con algunos pasajes bíblicos genuinos para darle cierto aroma de sacralidasd a su falso discurso.

Dios tiene gente que ni ellos lo saben, pero que se van a cruzar en tu camino y te van a terminar pagando la deuda, regalando las bendiciones, acompañándote en tu peor momento, no sé si sos o no cristiano, no me importa, pero sé que es gente que me va a ayudar a cargar en mi próximo tramo, en mi peor momento,  el Señor no me va a dejar tirado porque él va a poner gente secreta, y de ese secreto se van a enterar todos.  Amén.

Lo que dice en este párrafo, da a entender que a Dios no le interesa si eres cristiano o no, si eres creyente o no, si eres hijo de Dios o hijo del diablo, el Señor va a poner gente para que te ayude a pagar tus deudas, y te va a regalar sus bendiciones. No es necesario que seas convicto de pecado, no es necesario el arrepentimiento, aunque seas un pestilente pecador y no quieras pedir perdón por la infinidad de tus pecados, Dios te va a bendecir igualmente. ¡QUÉ DISPARATE TAN GRANDE! (sin comentarios).

…........ si Dios te dijo que te va a bendecir, lo va a hacer. José fue el primero en ser bendecido y por qué Dios no lo hizo nacer primero a José, y lo hizo nacer doce, porque no importa en el lugar que vos te encuentres, si Dios te dijo que te va a bendecir te va a bendecir, si Dios te dijo que te va a prosperar, lo va a hacer, no importa lo que nos ha pasado, si estamos marcados para la bendición estamos marcados  para la bendición. Amén.

Voy a transcribir a continuación un tramo de un discurso de otro falso maestro: AQUILES AZAR, otro charlatán y “profeta” y le dejo al lector que compare y saque sus propias conclusiones:

Dice Aquiles Azar
De esa misma manera, tu y yo tenemos un padre, que es el Padre de gloria, de bendición, que es el Padre de toda herencia. Tú no tienes que luchar para ser un bendecido, simplemente TÚ ERES UN BENDECIDO. ( la gente se pone de pie y levanta los brazos. Ovación). No tienes que esforzarte para ser un bendecido porque tu Padre, el Dios de los cielos, te ha hecho un bendecido” (Dicho esto vuelve a subir los cuatro escalones del escenario y dice frente al micrófono, en voz baja, como hablando para sí mismo:) “No tengo que luchar, no tengo que esforzarme, no tengo que pelear, no tengo que imitar o intentar, o ser como un bendecido, porque es sencillo: ¡ yo soy hijo de mi padre y soy un bendecido!

Observe el lector la similitud de discurso de estos dos falsos maestros: ninguno habla de arrepentimiento para perdón de los pecados, ninguno habla de que para ser un hijo de Dios, además de creer en Cristo, se debe abandonar la vieja naturaleza pecaminosa, y nacer de nuevo, tal como nos dice el mismo Jesús en Juan 3: 3-7:
Jua 3:3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.
Jua 3:4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?
Jua 3:5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
Jua 3:6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.
Jua 3:7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.

Además, ningún pecador que permanece en su pecado puede considerarse hijo de Dios, porque está muy claro que:
Pro 3:32 Porque Jehová abomina al perverso;
Mas su comunión íntima es con los justos.
Pro 3:33 La maldición de Jehová está en la casa del impío,
Pero bendecirá la morada de los justos.
Pro 3:34 Ciertamente él escarnecerá a los escarnecedores, Y a los humildes dará gracia.
Conclusión: ninguno que se llame “cristiano” sin haber experimentado el nuevo nacimiento (Juan 3:3-7) puede esperar las bendiciones de Dios. Aquí resulta que está bien claro que no es nada sencillo ni fácil llegar a ser un hijo de Dios y un bendecido, como lo pregonan estos charlatanes que llenan sus iglesias con seguidores de su evangelio “Light”. Esos falsos maestros que prometen bendiciones ¿por qué no les preguntan a sus acólitos si se han examinado a sí mismos para saber si están aprobados como hijos de Dios?
2Co 13:5 Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?
Veamos , más adelante cómo Stamateas le hacer decir a la Biblia las cosas que él quiere, no las que están escritas. Es una táctica muy común en estos predicadores del engaño improvisar monólogos o diálogos en base a un determinado pasaje Bíblico tomando dicho pasaje y expresándolo con sus propias palabras personales. Esto da lugar que una metáfora escrita en la Biblia, para expresar una idea concreta, sea modificada con palabras propias de la persona que escribe o habla, quedando así desvirtuada la idea original de la Sagrada Escritura y manipulada para forzarla a que exprese lo que desea el manipulador.
Esto es lo que hizo Stamateas con el pasaje de Jeremías 12:5. Veamos todo el contexto previo:

Jer 12:1 Justo eres tú, oh Jehová, para que yo dispute contigo; sin embargo, alegaré mi causa ante ti. ¿Por qué es prosperado el camino de los impíos, y tienen bien todos los que se portan deslealmente?
Jer 12:2 Los plantaste, y echaron raíces; crecieron y dieron fruto; cercano estás tú en sus bocas, pero lejos de sus corazones.
Jer 12:3 Pero tú, oh Jehová, me conoces; me viste, y probaste mi corazón para contigo; arrebátalos como a ovejas para el degolladero, y señálalos para el día de la matanza.
Jer 12:4 ¿Hasta cuándo estará desierta la tierra, y marchita la hierba de todo el campo? Por la maldad de los que en ella moran, faltaron los ganados y las aves; porque dijeron: No verá Dios nuestro fin.
Jer 12:5 Si corriste con los de a pie, y te cansaron, ¿cómo contenderás con los caballos? Y si en la tierra de paz no estabas seguro, ¿cómo harás en la espesura del Jordán?

Seguidamente veamos la modificación según Stamateas dice:

Si lo que hoy te pasa te cansa, ¿cómo Dios te va a meter en lo grande que tiene preparado mañana?, si el problema de hoy te deja medio herido, como Dios te va a meter (un caballo corre sesenta kilómetros por hora) y Dios le está diciendo a Jeremías, porque está llorando, porque la familia se le puso en contra y por qué prosperan tanto, por qué prospera la gente mala y Dios le dice: Jeremías, si esta tontería de caminar a pie te cansa, yo no puedo meterte en el otro nivel, tengo un caballo, tengo velocidad, tengo gloria escondida, y yo necesito que no te canses ahora porque si te cansas ahora, si lloras por esto, si explicás lo que te pasa, ¿cómo te voy a meter en los lugares grandes?

Leyendo el pasaje en la Biblia, y leyendo lo que escribió Stamateas, es fácil advertir que se ha cambiado totalmente la idea que quiso expresar Jeremías.
El comentario de la Biblia del Diario Vivir, parece no estar muy de acuerdo con esta interpretación de Jeremías 12:5 que hace Stamateas. Veamos que dice:
Jer 12:1-17
 Muchos han preguntado: "¿Por qué es prosperado el camino de los impíos?" (Véanse, por ejemplo Job_21:4-21; Hab_1:1-4.) Jeremías sabía que al final llegaría la justicia de Dios, pero El se impacientaba debido a que quería que la justicia llegara pronto. Dios no da una respuesta doctrinal, en vez de eso nos hace un desafío: Si Jeremías no pudo resolver esto, ¿cómo enfrentaría las injusticias venideras? Es natural que demandemos un juego justo y que clamemos por justicia en contra de los que se aprovechan de los demás. Pero cuando pidamos justicia, debemos darnos cuenta que nosotros mismos estaremos en grandes dificultades si Dios nos da a cada uno lo que realmente merecemos.

12.5, 6 La vida fue sumamente difícil para Jeremías a pesar de su amor y obediencia a Dios. Cuando clamó a Él para que le diera alivio, su respuesta en efecto fue: "Si tú crees que esto es malo, ¿cómo te las arreglarás cuando esto se vuelva realmente difícil?" No todas las respuestas de Dios a la oración son agradables ni fáciles de aceptar. Cualquier cristiano que ha experimentado una guerra, dolor o enfermedad seria lo sabe. Sin embargo, debemos estar comprometidos a Dios aun cuando los tiempos se vuelvan difíciles y cuando sus respuestas a nuestras oraciones no nos den un alivio inmediato.
En el final del versículo Jer 12:5 termina con una pregunta: sin duda se refiere a la abundante vegetación que suele crecer a orillas del Jordán y que servía de refugio a las fieras salvajes.

El contendor acepta como válida esta última interpretación y no la falsa interpretación grandielocuente y “bendicionista” que pretende darle Stamateas.

Más adelante dice Stamateas:

.......esta iglesia, representa a los setenta y dos a los grupos grandes, a la multitudes que van a decir, no me quejo, no me voy a cansar en donde ahora estoy, porque donde ahora estoy de pie, mañana Dios me va a poner en lugares grandes, en poder grande y cuando esté corriendo con los caballos, yo le voy a  dar gracias a Dios y voy  a hacer que el Señor salte de alegría, como dijo Jesús, yo veía a Satanás perder altura espiritual, yo veía gloria en ustedes y los setenta y dos vinieron contentos.
YO TE PROFETIZO que vas a volver a tu casa contento, vas a volver a tu casa feliz, porque no te cansaste caminando, si no que aceptaste  ir a lo que Dios te está llamando para hacer. Amén.

En este último tramo de su discurso Stamateas pasa de ser augur a ser profeta (ver en las líneas de más arriba lo resaltado en  Mayúscula negrita cursiva).

Después de leer un discurso como este, cualquier creyente verdadero ( y por lo tanto hijo de Dios), se siente verdaderamente asqueado, empachado, de tanta palabrería inflada y superflua ; seguramente, nuestro Padre Celestial debe sentir esta misma indignación; ya estaba prevista la aparición de estos maestros del engaño, en 2Timoteo 4:1-4 ya se nos advierte de esto:

2Ti 4:1 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino,
2Ti 4:2 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.
2Ti 4:3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,
2Ti 4:4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

Para evitarle al lector el hastío de tener que leer siempre lo mismo voy a pasar a la parte final del discurso pues con lo dicho hasta acá basta para demostrar que la predicación de Stamateas está dentro de los conceptos principales que se plantean en el G12 de César Castellanos. Veamos primero algunos de estos conceptos de la G12: En el libro “Fundamentos”, guía del alumno, César Castellanos dice en la pág. 76:

“El Señor dijo: “Nadie echa vino nuevo en odres viejos” (Lucas 5:37). El vino representa la fresca y enérgica presencia del Espíritu Santo, que quiere vertirse en vidas completamente regeneradas. Los odres viejos representan a aquellas personas que experimentaron la presencia del Espíritu en sus vidas por algún tiempo pero que, por diversas circunstancias perdieron la comunión con Dios. El odre nuevo es la vida completamente transformada por Dios (2 Corintios 5:17)”

Aquí volvemos a advertir el mismo error que está en boca de muchos falsos maestros: No se puede recibir el Espíritu Santo “por algún tiempo”. El Espíritu Santo se recibe en el momento de la salvación y no se pierde, pues si se admite esto sería admitir que una persona luego de ser salva puede perder la salvación, y esto es una tremenda herejía. El que pierde la comunión con Dios, el que se vuelve atrás en la Fe, es porque nunca ha sido salvo, y si experimentó alguna vez haber recibido al espíritu, seguramente que lo que recibió no era el Espíritu Santo, sino algún espíritu engañoso e inmundo (como el que mora en César Castellanos y compañía). Sólo el que es salvo verdaderamente (no supuestamente), es el que recibe el Espíritu de Dios, el Espíritu Santo. Y Él es el que transforma y santifica la vida del creyente; no existen aquí ni el odre viejo ni el odre nuevo:
Heb 13:8 Jesucristo es el mismo, ayer, hoy y por los siglos.
Heb 13:9 No os dejéis seducir por doctrinas diversas y extrañas.
2Co 1:21 Es Dios el que nos conforta juntamente con vosotros en Cristo y el que nos ungió,
2Co 1:22 y el que nos marcó con su sello y nos dio en arras el Espíritu en nuestros corazones.


Comentario: Aquí si nos vamos a detener ya que no podemos pasar por alto este tema de los odres nuevos y viejos que particularmente utilizan los G12 para infiltrarse en las iglesias con el falso pretexto de una “renovación espiritual” ya que como vemos lo que se habla aquí es de “Nueva unción”.
La genuina interpretación de estas palabras, adecuadas a quienes estaban dirigidas, a los judíos, (Biblia Plenitud, Ed. Caribe ) la transcribimos a continuación:
““Las viejas formas del judaísmo no podían contener la frescura espiritual del evangelio. La gracia no puede ser esparcida o introducida en el sistema del legalismo hebreo. En lugar de remendar un frágil, desgastado y obsoleto sistema, Jesús vino a ofrecer una vida nueva, basada en la fe.”
Creemos que ya no hay nada “nuevo” que agregar al Nuevo Pacto hecho en la sangre de Jesucristo.
En estos discursos de estos falsos “habladores del evangelio” también se habla de Nuevo Paradigma.
Si hablamos de algo “nuevo”, entonces: nuevo pacto, nuevo evangelio, nueva fe, nueva unción; dejando de lado lo “viejo” que sería: pacto en la sangre de Jesús cambiado por el pacto de la visión, el evangelio de la gracia de Dios cambiado por el evangelio G12, la fe en la Palabra de Dios cambiada por la “nueva revelación” en materia de fe y práctica del G12, y la unción del Espíritu Santo cambiada por el “espíritu de la visión” y la “unción de multiplicación””.

Luego sigue la parte final del discurso de Stamateas que dice:

Hay gente incondicional en este ministerio, hay gente de fierro, hay gente que le dijo al Señor: yo te seguiré adonde quieras que vayas, pero de verdad, acá hay como los setenta y dos que dicen, nada de que en el pasado me lastimaron, cuando me reciba, no, no, no, yo te voy a seguir y voy a dejar de llorar tu cansancio. Y luego vamos a quemar la hoja con las excusas como una ofrenda a Dios.
Todas las excusas son correctas, pero excusas al fin. En este ministerio vamos a hacer cosas grandes.
Yo te profetizo que Dios te va a meter en los secretos de Él, que vas a hacer cosas que antes no hiciste y vas a ser llevado a los lugares de bendición, y gente escondida te va a bendecir, yo declaro que en este grito profético, nuestra casa será bendecida, nuestra familia será toda bendecida, que no tendremos techo sobre nuestra cabeza, que no habrá dolor del pasado, no habrá motivo del presente, y no habrá miedo del futuro, porque todo lo podemos en Cristo.

El quemar las hojas con las excusas, problemas familiares, de salud, económicos etc. es una práctica ritual muy común en la muy difundida secta de los “Pare de sufrir” y esta práctica es totalmente antibíblica digna de un brujo e indigna de un creyente cristiano. Además, ya no existe quien se pueda llamar Profeta ni Apóstol y quienes así se autodenominan, no han sido ungidos por Dios sino que han recibido tal título del mismo Satanás que los ha puesto para mentir, engañar falsear y destruir la Sana Doctrina.
Cierro este tema con las palabras de Pablo a los Corintios¨y las refiero a los que actualmente siguen a Stamateas u otros falsos maestros:

2Co 6:15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?
2Co 6:16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo:
Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.
2Co 6:17 Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo;
Y yo os recibiré,
2Co 6:18 Y seré para vosotros por Padre,
Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario