EL CONTENDOR POR LA FE

Dedicatoria:



A la Revista Evangélica homónima que se publicó entre los años 1924 al1993. A sus Directores y Redactores a quienes no conocí personalmente, pero de quienes tomé las banderas, para tratar de seguir con humildad el camino de servir a Dios trazado en la revista durante casi 70 años.



sábado, 27 de septiembre de 2014

LA MALA ELECCIÓN DE LOT - SODOMA Y GOMORRA


Por El Contendor

 

Las malas elecciones siempre llevan o terminan en fracaso, ruina, y aún muerte de los que se equivocan al elegir.

El que elige mal una carrera universitaria, generalmente la abandona inconclusa o bien si obtiene su diploma fracasa como profesional. Elegir la pareja inadecuada en el matrimonio, equivale posteriormente a la ruina de toda una familia. El pueblo que se equivoca, o se deja engañar al elegir a sus gobernantes puede llevar a la ruina o a la desintegración de una nación. El que se equivoca al elegir su estilo de vida quizás termine siendo un delincuente. El que elige mal a sus amigos, termina siendo víctima de ellos.

No es fácil explicar el porqué de una mala elección;  a veces se conjugan varios factores que influyen para que una persona elija mal.

Podríamos dar este ejemplo: una persona de origen humilde que elige vivir como un rico y poderoso. Si se trata de una persona de carácter duro, inescrupulosa, codiciosa y de ambición desmedida, estos factores influirán para que tome el camino equivocado: “el fin justifica los medios,” y elegirá vivir como un delincuente.

Las malas decisiones o las malas elecciones acontecen cuando no tenemos en cuenta  qué es lo que agradaría a Dios que hiciéramos. Cuando elegimos o decidimos sin agregar “PERO QUE EN TODO, SEÑOR, SE HAGA TU VOLUNTAD”

Podemos encontrar en la Biblia muchos casos de personajes que han hecho una mala elección o tomaron decisiones equivocadas que les acarrearon luego consecuencias muy penosas.

Uno de ellos fue Lot.  Veamos algunos aspectos del carácter de Lot según el “Comentario Bíblico Diario Vivir”:

<Algunas personas simplemente viven a la deriva. Sus alternativas, cuando pueden reunir suficiente voluntad para tomar decisiones, tienden a seguir la ley del menor esfuerzo. Lot, el sobrino de Abram, era ese tipo de persona.

Cuando era joven, Lot perdió a su padre. Aun cuando esto debió haber sido duro para él, contó con el ejemplo de su abuelo Taré y de su tío Abram, los que lo criaron. Aun así, Lot no desarrolló el sentido de propósito que aquellos tenían. Estaba tan atrapado en el momento presente que era incapaz de ver las consecuencias de sus acciones.

Es difícil imaginar lo que habría sido de su vida sin la atención esmerada de Abram y la intervención de Dios.>

<En los días de Abram dueños de ovejas y ganados podían adquirir una gran riqueza. La riqueza de Abram no sólo incluía plata y oro sino también ganado. Estos animales eran una mercancía valiosa utilizada como comida, vestido, material para tiendas y para sacrificios. Ellas eran por lo general comerciadas por otros bienes y servicios. Abram pudo observar el crecimiento y la multiplicación diaria de su riqueza.

 Al enfrentar la posibilidad de un conflicto con su sobrino Lot, Abram tomó la iniciativa de resolver la disputa. Abram le permitió a Lot que eligiera primero, aun cuando Abram, siendo mayor, tenía ese derecho.>

En Génesis 12:12-13 se relata este episodio:

Gén 13:12  Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma.

Gén 13:13  Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera.

 

<El carácter de Lot se revela por sus elecciones. El tomó la mejor parte de la tierra aun cuando esto significaba vivir cerca de Sodoma, una ciudad conocida por su pecado. Él fue codicioso, deseó lo mejor para sí mismo, sin detenerse a pensar en las necesidades de su tío Abram o en lo que era justo.

Nuestras vidas son una serie de decisiones. También nosotros podemos elegir lo mejor mientras ignoramos las necesidades y los sentimientos de otros. Esta clase de decisiones, como lo mostró la vida de Lot, causan problemas. Cuando dejamos de decidir en la dirección de Dios, todo lo que nos queda es decidir en la dirección equivocada.

Al principio pareció ser una sabia decisión por parte de Lot: buen pasto y agua abundante. Pero no se dio cuenta de que la influencia pecaminosa de Sodoma podría originar tentaciones tan fuertes que podían destruir a su familia. ¿Ha decidido usted vivir o trabajar en una "Sodoma"?

 

Recordemos la historia bíblica que nos recuerda las consecuencias de la mala elección de Lot:

 

Destrucción de Sodoma y Gomorra

Génesis 19:1  Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Y viéndolos Lot, se levantó a recibirlos, y se inclinó hacia el suelo,

Gén 19:2  y dijo: Ahora, mis señores, os ruego que vengáis a casa de vuestro siervo y os hospedéis, y lavaréis vuestros pies; y por la mañana os levantaréis, y seguiréis vuestro camino. Y ellos respondieron: No, que en la calle nos quedaremos esta noche.

Gén 19:3  Mas él porfió con ellos mucho, y fueron con él, y entraron en su casa; y les hizo banquete, y coció panes sin levadura, y comieron.

Gén 19:4  Pero antes que se acostasen, rodearon la casa los hombres de la ciudad, los varones de Sodoma, todo el pueblo junto, desde el más joven hasta el más viejo.

Gén 19:5  Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos.

Gén 19:6  Entonces Lot salió a ellos a la puerta, y cerró la puerta tras sí,

Gén 19:7  y dijo: Os ruego, hermanos míos, que no hagáis tal maldad.

Gén 19:8  He aquí ahora yo tengo dos hijas que no han conocido varón; os las sacaré fuera, y haced de ellas como bien os pareciere; solamente que a estos varones no hagáis nada, pues que vinieron a la sombra de mi tejado.

Gén 19:9  Y ellos respondieron: Quita allá; y añadieron: Vino este extraño para habitar entre nosotros, ¿y habrá de erigirse en juez? Ahora te haremos más mal que a ellos. Y hacían gran violencia al varón, a Lot, y se acercaron para romper la puerta.

Gén 19:10  Entonces los varones alargaron la mano, y metieron a Lot en casa con ellos, y cerraron la puerta.

Gén 19:11  Y a los hombres que estaban a la puerta de la casa hirieron con ceguera desde el menor hasta el mayor, de manera que se fatigaban buscando la puerta.

Gén 19:12  Y dijeron los varones a Lot: ¿Tienes aquí alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de este lugar;

Gén 19:13  porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor contra ellos ha subido de punto delante de Jehová; por tanto, Jehová nos ha enviado para destruirlo.

Gén 19:14  Entonces salió Lot y habló a sus yernos, los que habían de tomar sus hijas, y les dijo: Levantaos, salid de este lugar; porque Jehová va a destruir esta ciudad. Mas pareció a sus yernos como que se burlaba.

Gén 19:15  Y al rayar el alba, los ángeles daban prisa a Lot, diciendo: Levántate, toma tu mujer, y tus dos hijas que se hallan aquí, para que no perezcas en el castigo de la ciudad.

Gén 19:16  Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad.

 

 

Aun cuando usted pueda tener suficiente fuerza para resistir las tentaciones, puede que otros miembros de su familia no. Mientras que las Escrituras nos mandan que nos acerquemos a la gente de la "Sodoma" que está cerca de nosotros para ganarlos, debemos evitar convertirnos en el mismo tipo de gente que estamos tratando de alcanzar.

 

 

El final de Lot fue muy triste a pesar de todas las oportunidades que tuvo en la vida y las benéficas influencias que tuvo de su tío Abraham. Su tragedia estuvo determinada por una acumulación de factores.

 

1. Puso su confianza en las ganancias personales antes que en Dios.

 

2. Puso su confianza en sí mismo antes que en el poder del Señor.

 

3. Sus principios morales eran ambivalentes.

 

4. Al final terminó sin bienes materiales, sin esposa y aún sus hijas lo avergonzaron.

 

5. Detrás de todo este escenario obscuro hay un rayo de esperanza: la misericordia del Señor. Aunque Lot fracasó en muchas maneras, muchos siglos después el apóstol Pedro usó el caso de Lot como un ejemplo de aquellos que llegan a ser justos por la maravillosa gracia de Dios (2Pe_2:7-8). Lot fue una persona inconsistente, pero Dios es siempre fiel y misericordioso. Hay esperanza para todos nosotros no importa cuán negro haya sido nuestro pasado. Todo lo que debemos hacer es buscar al Dios de amor por medio de Jesucristo.

 

Conclusión: Si tuviéramos que definir qué es o cuál es una mala elección o una mala decisión diríamos que es aquella que se toma en contra de la voluntad de Dios.

Y ¿cuál es la voluntad de Dios? ¡que hagamos todo conforme a sus mandamientos!

Deuteronomio 6:4  Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.

Deu 6:5  Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas

Deu 6:6  Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;

Deu 6:7  y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.

Deu 6:8  Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos;

Deu 6:9  y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.

 

Si confrontamos cada decisión o cada elección evitando tomar aquéllas cuyas consecuencias terminen en alguna transgresión de los mandamientos de Dios, evitando aquellas, la decisión o la elección que tomemos será la correcta.

Cuando un pueblo se equivoca al elegir a sus gobernantes, luego aparecen leyes que “despenalizan” todo lo malo, llamando a lo malo bueno y a lo bueno malo (Isaías 5:20).
Conozco un país donde se despenalizó el aborto, donde se pretende despenalizar el consumo de drogas, donde cada cual puede elegir el sexo que conste en su documento de identidad, donde se legalizan los matrimonios de hombres entre sí, y de mujeres entre sí, donde la ley permite que una pareja gay pueda adoptar hijos, donde la prostitución se considera un “trabajo” honorable, a tal punto que existe un sindicato de meretrices y trabajadores sexuales, donde existen leyes que permiten el ingreso al país de divisas sin exigir que se precise el origen (lavado de narco-dólares), donde los habitantes honestos deben protegerse detrás de las rejas de sus casas de los delincuentes sueltos que deberían estar detrás de las rejas de una cárcel.

¿Ustedes conocen un país como éste? En lo referido a los desvíos sexuales: ¡muy parecido a Sodoma!

Ahora pregunto: ¿Será que el pueblo eligió mal, o es que la mayoría se siente a gusto con ese estilo de vida?

Y ¿qué hay de la minoría que no queremos vivir como ellos?
La próxima decisión que debamos tomar o la próxima elección que debamos hacer, hagámoslo con discernimiento, en oración y sujetándolo todo a la guía y a la voluntad de Dios y quienes así lo hagamos no tendremos que cargar con la culpa de haber elegido mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario